Nos acercamos al Barrio de Pacífico para conocer y entrevistar a Diego, maestro de profesión que ha querido dedicarse a la música y la poesía, y Alex, piloto y emprendedor desde que quiso apoyar a su amigo en este proyecto. Dos jóvenes canarios amantes de la lectura que han montado su propia editorial y distribuidora de libros.

Editorial Alsari

1. Ya hemos visto vuestra web y perfiles pero, ¿Cómo es el proceso desde que entro en la web y veo un libro que me gusta hasta que lo tengo en mi poder?

Alex (A)- La venta online es la parte más fácil de todas, nos gustaría que todos los lectores comprasen directamente los libros en la web, ya que el proceso es más sencillo. Compras el producto, recibimos el pedido y los pedidos los despachamos todos los días.

A- Idealmente a mí como empresario me gustaría que mis libros fueran comprados directamente de la web porque el beneficio es mayor para nosotros, sin embargo el 80% de las ventas vienen de grandes distribuidores. Las cadenas de librerías son un escaparate muy grande que difícilmente podemos conseguir con la web. Poder tener nuestro libro en una tienda de la Gran Vía es algo que es gracias a ellos.

2. Emprender, dada la situación actual, es una vía muy utilizada actualmente. Sin embargo, empezar con una editorial no es muy usual. ¿Cuándo empezasteis con este proyecto y cómo surgió la idea?

Diego (D) – Todo esto surgió cuando decidí encauzar mi vida laboral más por el arte, que no es fácil. Teníamos los dos un dinero que queríamos invertir y dio la casualidad que yo tenía un libro publicado, era independiente pero había muchos vacíos legales, no lo podía distribuir, no lo podía mover y me encontré con muchas puertas cerradas por no tener un soporte empresarial.

Vimos que el tema del libro estaba funcionando y después de darle muchas vueltas, decidimos montar una editorial en principio para sacar mis libros y luego desencadenó publicar a otros amigos y ha ido creciendo de una forma un poco incontrolada.

A – Nos dimos cuenta que había una oportunidad, que el libro de Diego tenía tirón y que hay gente en situación similar a la cual nosotros podemos ofrecer publicar un libro. Realizamos una pequeña inversión para poder obtener los derechos de autor, la impresión del libro y lo sacamos al mercado. A partir de ahí hemos ido creciendo lo que nos ha llevado a que distribuidores como La Casa del Libro nos busque para vender nuestros libros.

3. ¿Qué experiencias habéis tenido anteriormente es vuestra vida en relación al mundo/sector editorial?

D – Yo tenía una experiencia previa en una editorial con la publicación de otro libro, donde mi amigo Marwan y yo habíamos publicado. Luego él decidió montar su propia editorial independiente, Noviembre, con menos infraestructura pero consiguió sacar su libro y el mío. A su vez nos ayudó otra editorial a distribuirlo, Ya lo dijo Casimiro Parker, y a partir de ahí los dos conseguimos entrar en La Casa del Libro. Desde eso momento vi cómo funcionaba el tema, que pasos se iban dando y decidimos montar este proyecto.

A – Antes de nosotros hubo una avanzadilla de editoriales independientes que nos permitió entrar en La Casa del Libro. Nos cogió en un momento muy afortunado en el que esas editoriales ya habían abierto las puertas de unas grandes superficies y estábamos ahí en el momento adecuado con el producto adecuado, la infraestructura adecuada, y eso nos ha ayudado de una manera increíble a la hora de poder distribuir nuestro producto.

Alsari_2

4. ¿Qué se necesita para montar una editorial de la nada? ¿Existen muchas trabas legales/económicas?

D – Nosotros partíamos con la ventaja de que teníamos cuatro libros publicados y dos eran míos. Eso nos ha ahorrado algunos trámites y, bueno, yo que conocía el mercado como autor. Pero no es nada fácil, nosotros hemos tenido suerte que nos hemos juntado dos personas que somos de mundo diferentes pero que aportamos cosas diferentes, Alex unas y yo otras, pero que las dos son indispensables. Hay una parte muy grande legal que es un trabajo muy grande, hay que llevar las cuentas al día, hay que tener un asesor, no es fácil hacerlo de forma legal.

A – Hacerlo no es difícil, ahora bien, hacerlo bien y cumplir con todos los requisitos legales, es complejo, sobre todo porque no tenemos una formación. Pero vas errando y vas aprendiendo, no hay manuales que te digan como montarlo, porque desgraciadamente no tenemos la formación.  Tenemos muchos conocimientos, pero aun así trabas legales muchas.

D – También necesitas dinero, obviamente.

A – Y montar una sociedad, y a partir de ahí lo más importante de todo son los contactos, las trabas burocráticas las puedes superar, pero Diego tenía lo más importante que son los contactos.

D – Y sobre todo saber qué quieres, hay que tener muy claro a que te vas a dedicar, nosotros sabíamos que queríamos publicar poesía, que tipo de poesía y hacia dónde queríamos ir. Qué autores íbamos a publicar y qué libros teníamos para la primera colección. Tener claros los objetivos, a que sector, a que publico, cómo lo vas a mover…

5. Desde que entramos en la era digital se oyen a muchos hablar de la desaparición de los libros físicos en detrimento de los electrónicos. ¿Actualmente en qué situación se encuentra el mercado de los libros en España?

D – En general, libros se venden menos, tengo contacto con los libreros con los encargados de librerías y me lo cuentan, pero da la casualidad que los libros de poesía en formato físico se venden bien. De momento no pensamos en sacar nuestros libros de forma digital. El libro que nosotros estamos haciendo va más allá de que las letras estén en el papel, tiene un diseño, una estética. Tiene algo que hace que lo quieras tener físicamente.

D – En la poesía se ha venido haciendo un trabajo grande, no sólo nosotros, si no también de poetas y editoriales. También algunos cantautores nos hemos fusionado con algunos poetas, eso ha hecho que la bola sea más grande, que hayamos aparecido en medios, que estemos en la casa del libro…

A – La poesía ha sido el top ten de ventas este verano en la casa del libro, creo que llego a haber 5 títulos de poesía entre los más vendidos.

D- Ahora se vende mucho, hace unos años era impensable.

Y fuera de España, ¿Existe un mercado interesante para vosotros?

D – Una de las cosas buenas es que tanto Marwan, como yo, como otros artistas, somos conocidos en otros países como México, Chile, Argentina… Mandamos diariamente libros a Latinoamérica.

A – Nos encantaría, pero nosotros mismo nos acercamos a un abismo, no sabemos cómo, cuándo… pero hace cuatro meses tampoco sabíamos otras cosas. Está claro es uno de nuestros objetivos y haremos lo que podamos, por lo pronto hemos hecho un pequeño sondeo en nuestra página y hemos abierto la tienda online al mundo, y vemos que hay respuesta, esta mañana hemos mandado a Perú, Alemania, Reino Unido. Nos contactan mucho y todavía hay cierta desconfianza al comercio electrónico, viví 5 años en Inglaterra y era muy cómo comprar un libro por la noche y tenerlo por la mañana, es España cuesta, somos de otra manera, no sé por qué todavía no es algo más habitual.

Nos dimos cuenta que tuvimos que rediseñar la web, porque no alcanzábamos las ventas que nos gustarían, y fue justo eso, rediseñarla y hacerla más segura, lo que hizo que la gente percibiera de una forma mejor el producto, el candadito (HTTPS), que el pago se haga a través de una tpv virtual se ha notado, yo se lo recomendaría a todo el mundo.

Si quieres vender tienes que tener una presencia atractiva y una seguridad que convenza al comprador.

6. Por lo que parece en la web, los libros solo los vendéis en soporte físico. ¿Tenéis pensado empezar con la venta digital en algún momento?

A – Es otro tipo de experiencia, son libros muy bonitos, que puedes ojear, subrayar una frase que te gusta, un verso…Creo que leer poesía en un Ipad es como comerte un filete sin sal.

D – Aparte de que están los blogs, casi todos los autores tienen sus blogs donde suben poemas, pero son experiencias diferentes.

A – Además, hay una gran diferencia entre la venta online, de un 4% de IVA que paga el libro en una tienda normal, a un 21% que paga un libro en formato digital. Lo cual supone una diferencia que puede ser muy grande que puede significar la impresión del libro y eses el problema que tiene el libro electrónico. Un libro lo puedes considerar una obra de arte, pero un archivo, qué es un pdf o un archivo epub. La gente piensa que en el futuro todo va a ser electrónico, habrá una parte que sí, pero habrá otra parte que no.

D – Sobre todo que no es una novela de 300 páginas.

7. ¿Qué surgió primero, la editorial o la distribución? ¿Por alguna razón técnica/económica o fue conforme la empresa iba creciendo?

D – Primero fue la editorial, lo primero fue hacer los libros, luego no teníamos muy claro como íbamos a distribuir, si íbamos a contratar a un distribuidor.

A –  Este fue el primer libro que nosotros editamos (#FOLLAMANTES). A nosotros nos llegó el archivo en word del autor, al cual le habíamos comprado los derechos de autor, en abril, y en mayo editamos el libro. Creamos el libro, pero no tenía sitio, sabíamos que lo podíamos poner en alguna librería, o contratar a una distribuidora, no sabíamos. Pero sacamos el libro y las cosas empezaron a rodar bien y antes incluso de terminar la impresión del libro, La Casa del Libro contacta con Diego para la posibilidad de comprarlo.

Alsari_3

8. ¿Cómo y por qué empezasteis con los primeros libros? ¿Fuisteis buscando escritores u os buscaron a vosotros?

D – Bueno eso es relativo esto es un negocio que implica más personas, el contacto con las librerías es importante. Por eso somos editorial y distribuidora. Ambas cosas las hacemos de forma independiente porque el concepto de distribución en España sobre todo referido a libros o discos es un negocio que esta monopolizado por uno o dos distribuidores grandes. Por eso ha sido siempre tan difícil que una discográfica independiente se pudiera introducir en grande superficies como FNAC o La Casa del Libro. Ahora con el tirón de la poesía y con el trabajo que hemos hecho muchos escritores y  poetas estos años, hemos tenido la suerte que lugares donde era impensable que nos abrieran las puertas como distribuidora independiente lo estén haciendo. Ahora si es posible  porque estamos ofreciendo un producto que está teniendo muy buena acogida. Entonces ellos han apostado por nosotros, a su vez el público también con lo cual ha habido una respuesta. Estamos ante un negocio que implica a mucha gente a los lectores, a las librerías y a nosotros como editorial y como distribuidora.

D – Al final esto es un negocio que no hemos inventado nosotros. También es interesante que haya un flujo, que nosotros no perdamos dinero y que también gané más gente.

En nuestro caso como somos independientes tanto en la editorial como en la distribuidora. Independiente porque somos Alex y yo, y no estamos asociados con nadie más. No recibimos dinero de nadie, ni subvenciones y tenemos libertad para  poder elegir los proyectos. Nosotros hacemos nuestros libros, los preparamos, todo lo hacemos nosotros. En mi caso desde escribir algunos de ellos, hasta empaquetar, mandar y hablar con las librerías.

En la distribución también trabajamos con libros que no son nuestros, que no son de nuestra editorial, de otras editoriales independientes también.

 

9. Actualmente es importante estar en las redes sociales. Vemos que las manejáis y estáis en Facebook y Twitter presentes. ¿Qué os han aportado o de qué manera os han ayudado? ¿Cuán importante es la Web?

D – Partimos de la base que todo esto de la poesía es gracias a las redes sociales. Si no hubiera redes sociales no estaríamos aquí haciendo libros, eso es así. En la portada del libro de Carlos Salem aparece un hashtag (#Follamantes), él ha sido uno de los autores más exponenciales de todo este fenómeno poético. Tiene 50.000 seguidores en Twitter (@carlossalem).

En realidad los perfiles que mejor están funcionando son los de los propios autores, nosotros estamos pero cumplimos otra labor, damos difusión a los libros, hacemos concursos, para el poco tiempo que llevamos no nos va mal.

También nos pasa que nos contactan autores de todo el mundo. Nos gustaría publicar muchas cosas pero no podemos y como nuestro criterio es publicar lo que podamos cuando podamos.

A – En ese sentido somos muy organizados, yo del mundo del que vengo, la planificación, la organización son muy importantes, y es algo que aporto a la editorial.

D – A todos los autores les contestamos personalmente, tanto Alex como yo, y muchas veces les hablo de Alsari y cómo surgió la necesidad de publicar e invito a que la gente le eche ganas y se anime a montar su propio proyecto aunque sea un poco más humilde. No hay que esperar a que alguien venga a hacer las cosas por ti, para mi es la moraleja de todo esto.

D – Y hablando de la web, para nosotros es muy muy importante. A cualquier librería que va alguien y dice ¿Tienes el libro de «mi chica revolucionaria»? se meten en internet y con el ISBN, Alsari, se van a la página, ven el teléfono, ven el formulario, nos lo piden, llaman ven el catálogo, es nuestro punto de encuentro. Nosotros estamos hoy aquí, mañana nos mudamos, pero la web está ahí.

 A – En la web también puedes encontrar cualquier punto de venta, pone las ciudades y en la web aparece, o puedes comprar el libro directamente por internet. El hecho es estar lo más disponibles posibles a la persona que quiere comprar el libro. La web es el expositor de nuestro producto, si no tuviéramos página web tendríamos mucha menos visibilidad.

 

10. ¿Qué consejo daríais a alguien que quiera emprender?

A – De emprender… Lo que he aprendido de este proyecto estos últimos cinco meses. Hay muchas veces que nos quedamos en la silla, como estoy yo ahora sentado, pensando como lo hago. Nosotros al poco tiempo de planteárnoslo dimos el primer paso y cuando das el primer paso tienes la otra pierna en el aire, entonces tienes que dar otro paso y así es como a poco tú comienzas a caminar en el proyecto. Pero sin un primer paso todas estas cosas tan bonitas, maravillosas que han ido pasando, si no hubiéramos creído en nuestro proyecto, no hubieran sucedido.

D – Que hagan un buen equipo, que hacer las cosas acompañado es mejor que hacer las cosas solo, asesorarse bien y no esperar sentado.

A –  Que pregunten y que utilicen Internet. Gran parte de mis dudas las he conseguido resolver a través de Internet, distinguiendo evidentemente donde buscar, que aprovechen de Internet como su gran amigo. Ha sido mi gran fuente de conocimientos.

11. Y como pregunta extra, entonces, ¿sin Internet no habríais podido montar este negocio?

D – No, imposible. Además que sin Internet no estaría pasando lo que está pasando con la poesía.

A- (rie) Sin internet no sé cómo vivir, me parece increíble pensar cómo se hacía antes para llegar a los clientes. Diego que lleva la comunicación con las librerías todavía me fascina, ¿había que mandar una carta y esperar? No me hago a la idea.

D – Si no te quedaba llamar por teléfono o mandar un fax.

A – Ahora todo es muy rápido. ¡Viva Internet! (Rie)