En una época de crisis, después de vivir la explosión de la burbuja inmobiliaria son pocos los interesados en crear un negocio relacionado con la vivienda. Pierre Waters, empresario anglo-francés, se atrevió hace un par de años con este sector y  ahora atraviesa un periodo de crecimiento. Nos reunimos con él para tomar una cerveza y repasar su avance como emprendedor.

El nombre dice bastante pero ¿Qué  es exactamente Moving2Madrid?

Moving2Madrid intenta ayudar a gente internacional a alquilar, comprar y/o invertir en Madrid en vivienda, ya sea a familias o empresarios. Esto no significa que solo me dedique a la venta. Con Moving2Madrid también resuelvo muchas preguntas que me hacen los visitantes de la web.

He intentado asociar mi propia imagen a la de la empresa. Me he movido para aparecer en varios periódicos y escribo artículos que realmente sean de utilidad para el lector. Intento estar en los primeros resultados de búsqueda para cualquiera que esté interesado en venir a vivir a Madrid. Me gustaría convertirme a medio o largo plazo en un referente en el sector de la vivienda en Madrid para compradores extranjeros. En definitiva, intento satisfacer todas las necesidades que puedan tener mis posibles clientes.

¿Tu experiencia laboral anterior está relacionada?

Mi experiencia anterior no tiene nada que ver en términos de conocimiento o industria. Yo estudié ADE, aunque creo que no se adquieren demasiados conocimientos, sino más bien actitudes. En mi opinión, haciendo negocios en la realidad es como de verdad aprendes.

He trabajado en consultoría. Era muy interesante trabajar con consejos delegados y grandes proyectos, pero al final eres un esclavo. Nunca había tenido en mente la opción de emprender, pero después de esta experiencia preferí montar un negocio que, aunque fuera más pequeño, fuera mío.

¿Qué te hizo lanzarte/emprender? ¿Por qué el sector inmobiliario?

Antes que la empresa estoy yo. Me encanta mi tribu, que es la gente internacional que está en Madrid porque lo ha elegido. Todo lo que hago es para esta gente.

Estar enamorado de una idea es un fallo que creo que cometen muchos emprendedores. Si estás enamorado de una idea, cuando haya que cambiarla tendrás un problema. En cambio, si estás enamorado de una tribu, de unas personas, puedes dedicarte a buscar sus problemas. Si consigues resolverlos y además te pagan por ello vas a seguir incrementando tu relación con esta comunidad. Además va a aumentar tu apego por ellos a la vez que aprendes sobre sus preferencias.

Descubrí que en Madrid existe una necesidad. Hay muy pocos pisos de alquiler de calidad. Y con esto me refiero a habitaciones de 500 a 700 euros. Hay mucha gente de negocios que quiere venir a vivir a Madrid y puede permitirse un estudio por su cuenta, sin embargo gran parte de ellos prefiere compartir un piso de una calidad mayor. Empecé con la idea de las habitaciones y ahora mismo estoy intentando enfocarme en propiedades enteras.

home

La situación en el sector no es precisamente favorecedora ¿Cuáles han sido las mayores dificultades a la hora de poner en marcha un negocio como este?

No creo que haya una dificultad externa a la hora de crear un negocio, sea del sector que sea. Creo que los mayores problemas son internos. Tal vez encontrar algo que te gusta, que sepas hacer bien y por lo que te paguen es la mayor dificultad.

Escalar una montaña es difícil, pero sabes qué montaña quieres escalar. Sin embargo a la hora de emprender no sabes cuál es la montaña que vas a subir. Hay incertidumbre y eso es otra gran dificultad.

Moving2Madrid tiene la particularidad de ofrecer sus servicios a través de internet ¿Estás satisfecho con la relación que se genera con los clientes? ¿Consideras que es más difícil o más fácil de gestionar que una relación de carne y hueso?

Ahora mismo la mayor parte de mis clientes son libaneses, chinos, egipcios… Así que no me queda otra. Intento mantener relaciones personales con quien puedo, pero es imposible hacer esto con cada cliente. Para eso preparé la página web, una plataforma que pueda ser útil para todos.

Tal vez las relaciones que se generan a través de redes sociales estén sobrevaloradas. De todas formas, al final lo importante es adaptarte al medio que usan tus clientes. Si es Facebook adelante, pero no hay que intentar crear perfiles porque lo digan en un periódico. Hace años la plaza del pueblo era “Facebook”. Al final el objetivo de esta red social es unir a la gente que conocemos y/o tienen los mismos intereses que nosotros alrededor del mundo.

En cuanto a la dificultad de la relación… internet ofrece muchas facilidades. En general yo ofrezco contenido útil para mi segmento y al final son ellos los que me buscan a mí. A través de este contenido un cliente puede conocer un poco más de mí, aunque sea de forma superficial. Yo no les estoy persiguiendo, ellos buscan lo que necesitan y, si están satisfechos, se lo recomiendan a otras personas.

Lo que te pide la gente en internet es tiempo. Yo puedo resolver las dudas de muchas personas y a cambio solo pido una referencia, una reseña en internet.  A través de estas recomendaciones he acabado conociendo a personas con las que ahora tengo una relación de amistad.

Es una realidad que el trabajo por internet hace muchas gestiones más fáciles. ¿Has necesitado el apoyo de más personas o este es un proyecto individual?

Para el desarrollo del logo me informé sobre una plataforma que permite premiar con dinero la que te parezca la mejor propuesta de los usuarios.

La verdad es que mi web la hice yo solo. Es algo que extraña a la gente, pero lo que yo sé bien es aprender. Vi una plantilla web que me gustó y la compré y personalicé. Esto desde luego cuesta esfuerzo y tiempo. La parte buena es que lo que he aprendido me pone en una situación muy buena. Ahora mismo si tuviera que discutir con un diseñador me podría defender.

También hemos oído hablar de otra iniciativa tuya, Guiripreneur  ¿En qué consiste?

Guiripreneur es la comunidad número uno en Madrid para emprendedores internacionales. Desde luego hay comunidades más grandes, pero este es un proyecto que creé para mí. Iba a emprender y quería rodearme de gente que me gustara y que me empujara hacia adelante.

Hacemos networking, pero ahora mismo vamos más allá. Intento utilizar una mecánica distinta porque el networking empieza a ser el pasado. Organizamos eventos cada dos semanas. Siempre en miércoles y siempre a las 20:00 en el Utopic Us de Tirso de Molina.

Primero hacemos presentaciones de 30 segundos, para que todo el mundo se pueda soltar. Recomiendo que cada uno apunte con quién le interesa hablar. Después de hablar durante media hora o 45 minutos nos ponemos con una actividad, por ejemplo, cada uno presenta su proyecto en 10 diapositivas y 10 minutos. Después nos dividimos en grupos de 3 a 5 personas y a trabajar. El grupo critica y discute el proyecto de cada miembro.

¿Qué consejo darías a alguien que quiera emprender? ¿Consideras que algún factor es imprescindible?

Después de mi experiencia, de escuchar consejos y asistir a conferencias lo que tengo claro es que cada persona es diferente y cada negocio es diferente. No todos los consejos son válidos para todas las personas. Así que mi consejo es no seguir consejos al pie de la letra, sino analizarlos y sacar tus propias conclusiones.

Como consejo final diría que en lugar de hacer encuestas y de planificar, hay que salir y hacer los 100 primeros euros. Y cuando tengamos estos 100, llegar a 200 y así hasta que sea tu fuente principal de ingresos. Esto te permitirá probar el mercado, tu interés y tu capacidad: 3 componentes clave.