WhatsCine: cine en formato accesible e interactivo para discapacitados

La accesibilidad es una asignatura pendiente en muchos sectores. WhatsCine, empresa madrileña, propone mejorar en este aspecto con un concepto innovador: una aplicación para hacer el cine completamente accesible para discapacitados visuales y auditivos. Visitamos una de las salas de los cines Yelmo del centro comercial (Islazul) para conocer de primera mano con Ángel García Crespo (creador de la aplicación, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid), José Ramón Riera y Fernando Villamanta (Presidente y consejero delegado de WhatsCine).

Whatscine_

¿Cómo surge una idea como esta, con un impacto tan grande a nivel social?

Ángel – Desde la universidad llevábamos trabajando bastante tiempo en accesibilidad audiovisual. Empezamos trabajando para teatro y desarrollando un software para que cualquier persona pudiera acceder al teatro. Cuando empezó la digitalización de las salas pasando del cine de 35mm al cine digital nosotros hicimos la migración, por decirlo de alguna forma, del teatro hacia el cine.

¿Entonces sois todos de la universidad?

Ángel – No, yo soy de la universidad y José Ramón y Fernando son de WhatsCine como empresa. En la universidad habíamos hecho las investigaciones y el desarrollo del sistema y afortunadamente encontramos a unos empresarios que se ocuparon de poner este producto en el mercado.

¿Cómo funciona exactamente?

Fernando – WhatsCine es una aplicación gratuita para el usuario, que funciona tanto en iOS como Android. Tiene dos funcionalidades: la primera la accesibilidad, para que personas con discapacidad visual o auditiva puedan disfrutar de las películas que se exhiben en el cine o televisión. Esto se hace a través de un sistema que permite descargar subtítulos, audiodescripción y lengua de signos.

En la actualidad es el único sistema en el mundo que integra estos tres tipos de accesibilidad. Es muy fácil conectarse al sistema. La propia aplicación detecta por el sonido la película que estás viendo y activa el tipo de accesibilidad que elijas. La audiodescripción narra lo que está pasando cuando no hay dialogo, los subtítulos están adaptados para sordos (diferenciados por colores, incluyendo los ruidos más relevantes). Si escogiéramos la opción de lengua de signos, un intérprete traduciría durante toda la película.

¿Qué cines cuentan ya con este servicio?

José Ramón – En estos momentos en España tenemos las dos principales cadenas de cine Yelmo y Cinesa que están utilizando nuestros servidores WhatsCine para que este colectivo pueda ir a sus salas. Con Yelmo tenemos aproximadamente 200 salas accesibles del total de 450 que tiene. Con Cinesa debemos estar muy cerca de las 80 sala, con la intención de llegar a unas 150 a final de año.

Sumando otras salas distribuidas por el resto de España, que nos permiten sumar unas 330 salas accesibles y debería llegar a 700-800 a finales del año 2015 en España. Estamos presentes también en Colombia, en Brasil y en Panamá. Además estamos presentando ofertas comerciales en Estados Unidos, que es donde tenemos fijado nuestro próximo objetivo.

Eso sería en cuanto a cine. Esta semana estamos iniciando una prueba piloto para que los usuarios de Movistar TV puedan acceder a aquellas películas que hemos hecho accesibles para el cine. El objetivo de este piloto es que en Septiembre de este año tengamos unas 50 películas. Esto es histórico, no hay ninguna televisión de pago en el mundo que ofrezca este tipo de accesibilidad a estos colectivos.

Whatscine_-3

¿Cómo de dispuestas están las salas de cine a adoptar innovaciones como la vuestra?

José Ramón – El gran problema es conseguir que un círculo vicioso se rompa. No había cadenas de cine porque no había películas accesibles y al revés. La tecnología antes de que apareciera la solución de WhatsCine era enormemente cara. Estamos hablando de que cada sala costaba 15.000-20.0000 €.

Con WhatsCine conseguimos abaratar sensiblemente estos costes. Esto no sería posible sin la colaboración de la universidad Carlos III de Madrid, que ha fijado un precio de transferencia muy competitivo para que nosotros podamos transmitir este precio a las salas del cine.

Aun así siguen haciendo falta películas. El quid de la cuestión fue conseguir convencer a las grandes distribuidoras que permitieran hacer accesibles las películas. En Estados Unidos la accesibilidad es obligatoria por ley, toda película producida tiene que tener sus subtítulos y audiodescripción y por ley se tiene que entregar así a los exhibidores. En España no.

Con lo cual ha sido una negociación con los grandes productores, contrato por contrato, para conseguir que estas películas se hicieran accesibles soportando nosotros el coste. Desde septiembre de 2013 hemos conseguido hacer accesibles 28 películas de estreno, como La gran familia española, La isla mínima o Mortadelo y Filemón. Incluso hemos conseguido la aparición de películas accesibles en varios festivales de cine de España. En el festival de Sevilla por ejemplo hemos conseguido que se premiara la mejor película accesible con el premio WhatsCine.

A día de hoy hay que continuar trabajando para que las grandes productoras acaben haciendo accesibles las películas, en algún momento a su coste.

Aunque el concepto es increíble la tecnología avanza muy rápido. ¿Podremos ver WhatsCine ofreciendo más funcionalidades en el futuro?

Ángel – Como comentaba José Ramón, en Estados Unidos van más adelantados en cuanto a implantación, pero la tecnología es inferior. Nosotros tenemos la posibilidad de hacer accesibles teatros o eventos, cosa que otros sistemas no ofrecen. Es la única tecnología en el mundo capaz de ofrecer lengua de signos, subtitulados y audiodescripcaudiodescripciónón. No solo eso, si no que permite tener varios subtítulos, varias lenguas de signos o varias audiodescripciones.

Se puede sincronizar a través del audio de la película o directamente desde el servidor de la sala de cine. Tenemos un sistema totalmente horizontal que permite dar una solución universal a los problemas de accesibilidad. Gracias a la arquitectura con la que se ha diseñado se ha podido montar fácilmente el videoclub de Movistar TV, que pronto estará en funcionamiento.

Todas estas opciones lo que ofrecen es un abanico de posibilidades para que no haya ninguna dificultad a la hora de que cualquier elemento audiovisual sea accesible.

logoss6

Llevar a la realidad una aplicación presenta dificultades a diferentes niveles ¿Qué perfiles intervienen en la creación de un proyecto como este?

José Ramón – Yo creo que para que un proyecto como este vea la luz hace falta un genio y lo tenemos delante. Además hay que tener una vocación enormemente social. Sin estas condiciones no sería posible llevar a la realidad un proyecto como este y en nuestro caso esas cualidades las reúne una persona con nombre y apellido: Ángel García Crespo.

Esa ha sido la pieza clave, aunque por supuesto es necesario un equipo de desarrollo e investigadores que acompañan a Ángel y hacen un trabajo magnífico.

Ángel – Por alusión directa tengo que decir que este proyecto se podría haber quedado perfectamente en un cajón en la Universidad si no fuera por la colaboración de José Ramón y Fernando. El modelo estadounidense de apostar por la investigación en España desgraciadamente no existe.

La faceta de conectar lo que se hace en la universidad con el mundo real no existe. Yo he tenido la suerte enorme de encontrarme con estas dos personas que han apostado con dinero por este proyecto. Considero que las dos patas, universidad y empresa son muy importantes. Hemos conseguido gracias a todos conseguir un sistema único en el mundo, capaz de superar a los existentes hasta la fecha.

Para la mayoría de aplicaciones las store son un hervidero de competencia. ¿Cómo se ve este entorno desde la perspectiva de una aplicación como la vuestra?

José Ramón – En el caso de WhatsCine nuestros mayores competidores no son aplicaciones. Somos el único producto, aunque esto no quiere decir que no los haya en el futuro. Estamos en una buena situación para convertirnos en un estándar de facto.

Si hubiéramos tenido la oportunidad de trabajar con universidades de otros países con más recursos, probablemente WhatsCine sería un proyecto bandera en el mundo. Sin embargo, como lo hacemos con los recursos locales, tenemos nuestras limitaciones.

¿Qué beneficios ofrece WhatsCine para empresas?

Fernando – Aunque evidentemente la aplicación tiene un componente social muy grande en cuanto a la accesibilidad, también tiene otra faceta más comercial que es la parte de interactividad.

Este producto permite convertir cualquier pantalla en un tablero de juegos con el que cualquier usuario puede interactuar con ella directamente con su Smartphone. Esto tiene una potencia realmente increíble, porque puedes hacer que el público interactúe con tu anuncio u ofrecer cualquier otro tipo de interactividad.

Hay estudios que hemos hecho junto con la universidad, con la parte de marketing, donde se ha comprobado la capacidad que tiene la publicidad interactiva frente a la publicidad tradicional. Cuando interactúas con un anuncio la capacidad de recuerdo es mucho mayor que la que se obtiene frente a la publicidad tradicional.

Whatscine_-4

Por último ¿Qué aspiraciones tiene la empresa en el corto/medio plazo?

José Ramón – En España vamos a tener aproximadamente 800 pantallas accesibles. En Colombia y Brasil tendremos unas 60-70. Esperemos que para finales de año hayamos hecho un piloto en Estados Unidos y estemos presentes en este país.

Esperamos además estar en disposición, después de terminar nuestro piloto con Movistar, de llegar a todos los países donde Movistar TV está presente hoy. Esto implicaría ampliar la audiencia potencial de unos de dos millones a todo Sudamérica. Esto supondría llegar en torno al 10% del colectivo mundial de discapacitados audiovisuales, lo que no es una cifra baladí.

Hay una última pregunta, enfocada a los emprendedores. Hace años parecía muy lejano crear tecnología, sin embargo ahora es asequible hacer una aplicación en casa. ¿Qué consejo daríais a quien se plantea emprender así?

José Ramón – Entrar en el mundo de emprendedor como una búsqueda de trabajo creo que es uno de los mayores errores que se pueden cometer. El espíritu de empresario tiene que llevarse dentro, tiene que tener muchas ganas de asumir riesgos y aceptar una serie de compromisos contigo mismo y la sociedad.

He visto muchos jóvenes en esta crisis que han intentado emprender con mucha ilusión y pensar que es todo muy fácil. También he visto las grandes bofetadas que se han dado porque no han hecho un planteamiento empresarial. Es necesario planificar cuáles son tus objetivos, en qué momento lo vas a hacer, cuanto quieres generar de ingresos y cómo te vas a financiar.

Si no te tienes un plan de operaciones, no te metas a empresario o busca aliados que te ayuden y sea especialista en otras áreas que no sean las tuyas propias. Solo con una buena idea no se es empresario.

2016-11-16T11:10:58+00:00 21 junio , 2015|

Sobre el autor:

Fundador de Rúbrika y consultor de marketing. También profesor de Google Analytics y master de Marketing On line en la escuela Trazos.

Deje su comentario

INFORMACIÓN
close slider

¿Qué servicio te interesa?

Diseño webSEOSEMRedes socialesFoto / Vídeo

Nombre

Correo electrónico

Teléfono

Cuéntanos tu caso

Acepto la Política de protección de datos