DNS son siglas inglesas de “Domain Name System”, si lo traducimos al español quiere decir “Sistemas de Nombres de Dominio”.

Los DNS traducen las direcciones de las redes IP (Internet, redes privadas). Las denominaciones de las direcciones IP llevan nombres ininteligibles y lo que hacen precisamente los DNS es traducir esos nombres en el nombre del dominio.

Un ejemplo de la función principal de los DNS: Queremos acceder a la página www.estoesunejemplo.com, que responde al nombre de IP 96.125.42.369 y aquí es donde entran los DNS. Traducen todos esos números en un nombre de dominio, mucho más facil de recordar.