En el mundo del SEO, llamamos palabras long tail a todos aquellos términos que, por sí solos, tienen relacionadas muy pocas visitas, pero que en conjunto suman un gran volumen de tráfico.

El término se bautiza de esta manera ya que, en un enorme mercado en el que compite casi cualquier producto en internet, podemos diferenciar en una “larga cola”, una cabeza donde se encuentran los productos de consumo masivo y una cola donde se encuentran los nichos de mercado especializados.

Por ello, las palabras long tail enfocadas a una estrategia de posicionamiento de keywords, son todas aquellas palabras con menos competitividad y popularidad, que por si solas no van a atraer un gran número de visitantes a tu web, pero que, en conjunto de términos relacionados, ayudará a ampliar el número de usuarios que visiten tu web.

Normalmente, estos términos se utilizan como apoyo a palabras que se encuentren en la cabeza del long tail. Por ejemplo, quieres posicionar la palabra “nevera”, que por sí sola es una palabra muy genérica, popular y competida. Palabras long tail que ayudarían a posicionar esa palabra tan genérica y competida serían “neveras no frost”, “las mejores neveras de españa”, “las neveras más baratas”, entre otras. Es decir, palabras que se encuentran en mercados o búsquedas más específicas, pero que están relacionados con el mercado principal por el que quieres competir.

qué es el long tail