Arquitectura de silo

Arquitectura de silo

La estructura de una web es uno de los pilares de su posicionamiento orgánico. El robot de Google rastrea mejor un contenido bien organizado, de forma que cuanto más fácil se lo pongas más posibilidades tendrás para escalar puestos en los resultados de búsqueda.

Si escuchas esto fuera de contexto puede parecer que estás trabajando para una máquina, sin embargo ordenar el contenido de un forma lógica también tiene sentido para el usuario. Sin ir más lejos podemos poner como ejemplo un supermercado, que ordena sus productos por categorías para ponérselo más fácil a sus compradores. O una biblioteca, que guarda los libros según su género.

Ante todo Google quiere ofrecer resultados de búsqueda relevantes, es decir, que el usuario encuentre lo que está buscando lo más rápido posible. Por este motivo premia a las webs que organizan y etiquetan bien su contenido. En este ámbito, la arquitectura de Silo es una forma lógica de organizar el contenido para personas y robots.

Para ponernos en situación, antes de hablar de arquitectura de Silo repasemos algunos conceptos de SEO y arquitectura de la información.

 

Organización del contenido para SEO a nivel básico

La base para organizar el contenido es dividirlo en temáticas. Esto nos permitirá agrupar palabras clave similares en directorios relacionados dentro de la web, pero… ¿Cuántas temáticas debo posicionar?

Si hubiera que resumir el posicionamiento orgánico en una palabra, para mi está claro: Relevancia. Dentro del mundo de internet, la relevancia sería algo como… cuánto interés genera tu contenido a un usuario, teniendo en cuenta las búsquedas que ha realizado antes de llegar a él.

En definitiva: ¿Coincide mi contenido con lo que ha buscado el visitante de mi web?

En este sentido, un post de blog es más relevante cuanto más concreta sea su temática. Si estoy buscando cómo desarrollar una aplicación web, probablemente espere encontrar diferentes alternativas o un tutorial concreto. Desde luego no me interesará saber las APPs con más descargas de las store en 2018.

Si llevamos este concepto de relevancia a toda una web ocurre algo similar. Si bien una web enorme como Amazon puede ofrecer una gama de productos (y palabras clave) casi infinita, otras webs más pequeñas lo tendrán más fácil para competir en relevancia dentro de su nicho (Como Pccomponentes en el sector de la electrónica).

El caso de Amazon refleja una estrategia web “tradicional”, o estrategia de SEO horizontal con muchas temáticas distintas. Por otra parte, el caso de Pccomponentes es un ejemplo de SEO vertical, centrado en torno a un grupo de palabras clave de temática concreta. Ambas tienen ventajas y desventajas, pero lógicamente no todo el mundo puede permitirse una estrategia “a lo Amazon”.

Como resumen, sorprendentemente, el refranero español tiene una frase para resumir estas estrategias de posicionamiento: Quien mucho abarca, poco aprieta.

¿Qué es la arquitectura de Silo?

Entendiendo lo básico de arquitectura web podemos pasar a la arquitectura de Silo. La teoría es sencilla: presentar el contenido de forma estructurada y ordenada. Para ello se organiza el contenido en silos de palabras clave con el objetivo de aumentar la visibilidad de estas palabras.

La estructura de silo se basa en almacenar los contenidos de la misma temática en una misma categoría.

De esta forma se consigue una estructura de URLS piramidal, donde todas páginas cuelgan del dominio principal, de ésta derivan las páginas pilar y en cada una de ellas tendremos artículos específicos que tratan sobre esa pagina pilar.

 

¿Cómo funciona la arquitectura de silo?

Una forma sencilla de entender la arquitectura de silo serían los caramelos. Un contenido desordenado tendría, metafóricamente hablando, una pinta como esta para Google.

La información está desordenada y encontrar lo que buscamos se puede hacer difícil. La arquitectura de silo soluciona este problema organizando la información en categorías, consiguiendo una apariencia más ordenada para el buscador.

De esta forma se consigue que el usuario y los robots de búsqueda de Google descubran antes cuál es el tema que trata nuestro sitio web. Lo mejor de todo: si el Robot puede rastrear fácilmente tu web, te posicionarás antes y mejor.

 

Estructura de urls

Llevar a la práctica esta arquitectura no es siempre fácil, sobre todo en webs que ya están funcionando con un contenido desorganizado. Para evitar dolores de cabeza con las redirecciones, lo mejor es plantear una estructura de URLs lógica desde el principio. Esa estructura normalmente podría seguir el siguiente esquema:

 

Página de inicio

Siguiendo los ejemplos anteriores la página de inicio es, irónicamente, la menos relevante de una web,. Esto se debe a que normalmente es un resumen del resto del contenido  de la web.

También es la que suele recibir más enlazado interno y externo, por lo que es un buen lugar para posicionar las palabras clave más competidas de tu sector.

En nuestro caso y para utilizar un ejemplo más concreto, utilizaremos el siguiente dominio principal viajandoporespaña.org.

 

Paginas pilar

El siguiente nivel son las paginas pilar o las categorías. Estas páginas recogen palabras clave muy importantes para nuestra web, ya que serán las temáticas principales de nuestro blog o los servicios que vendamos.

En este punto nuestra estructura de urls quedaría de la siguiente forma,

 

  • viajandoporespaña.org/madrid
  • viajandoporespaña.org/sevilla
  • viajandoporespaña.org/asturias
  • viajandoporespaña.org/barcelona

 

El contenido de éstas páginas debe ser muy relevante, respondiendo a las posibles preguntas del usuario. Hay que tener en cuenta que por debajo de estas páginas vamos a meter contenido de la misma temática, de forma que es aconsejable que las páginas pilar contengan palabras clave de todo su campo semántico.

Hay que ponerse siempre en la piel del usuario, comprender cómo busca en Google y qué información espera obtener cuando ha realizado una búsqueda. En nuestro caso los usuarios buscan información de viajes por España, por lo que al llegar a una página de provincia probablemente esperen encontrar un abanico de actividades o lugares para visitar.

Artículos

Los artículos son la base de nuestra pirámide. A medida que vamos descendiendo vemos que las palabras clave son más concretas o, como se suele decir en el mundo del SEO, long tail.

En nuestro ejemplo la estructura de urls podría seguir de la siguiente forma.

  • viajandoporespaña.org/madrid/donde-comer-en-madrid
  • viajandoporespaña.org/madrid/dormir-en-madrid-barato
  • viajandoporespaña.org/madrid/que-ver-en-madrid
  • viajandoporespaña.org/madrid/salir-por-madrid
  • viajandoporespaña.org/madrid/10-mejores-bares-madrid

Del total de usuarios interesados en visitar Madrid algunos estarán buscarán información sobre turismo gastronómico, mientras que otros preferirán información sobre monumentos o alojamientos. Esto implica que los artículos conseguirán menos tráfico que las páginas pilar (al menos sobre el papel) pero probablemente sean muy relevantes para el lector.

Al final esta estrategia de contenidos tiene su lógica. Para contar una historia y que te entiendan, normalmente se empieza con una presentación, se sigue con un desarrollo y por último una conclusión. La arquitectura de silo sigue este esquema lógico que usan las personas y también el robot de Google para entender la información que reciben.

¡Espero haber conseguido ese efecto con este artículo!

 

2018-10-25T08:24:49+00:00 15 octubre , 2018|

Sobre el autor:

Graduado de Administración y dirección de empresas y Marketing y Dirección Comercial. Apasionado por la tecnología y la publicidad.

Deje su comentario

INFORMACIÓN
close slider

¿Qué servicio te interesa?

Diseño webSEOSEMRedes socialesFoto / Vídeo

Nombre

Correo electrónico

Teléfono

Cuéntanos tu caso

Acepto la Política de protección de datos