El error 404 ¿Cómo afecta a mi posicionamiento y cómo solucionarlo?

Hoy vengo a hablar del clásico error 404. Quién no ha estado alguna vez navegando por internet y de repente… ¡ZAS! ERROR 404, NOT FOUND. Que esto pase en tu propia página web, te puede hasta asustar, ya que sabes que algo bueno no está ocurriendo.

En este artículo te voy a explicar exactamente qué es un error 404, cómo afecta al posicionamiento de tu web y cómo se puede solucionar, si es que hace falta.

¿Qué es un error 404?

El error 404 es un código de respuesta que nos dice que la página que queremos visitar no existe, ha dejado de existir, que el enlace está roto, etc. Sin embargo el 404 no tiene porqué ser algo malo, ya que también indica a un usuario que no está escribiendo bien una URL o que el contenido que busca ya no está a la web (ya sea a propósito o no).

Consecuencias de un error 404 en tu web

La principal consecuencia es una mala experiencia de usuario, ya que al ver una página de error, el usuario probablemente salga rápidamente de tu web. Ahí es donde empiezan los verdaderos problemas. La tasa de rebote de tu web aumentará considerablemente y eso a Google no le gusta NADA.

No hay una penalización directa por parte de Google por el hecho de tener errores 404 en tu web. Google tiene la capacidad de rastrear estos errores y el resto de la web. Normalmente vuelve a rastrear esas páginas para comprobar que no se trate de un error y vuelvan a existir. Si no acabas resolviendo el error, Google desindexa esas páginas y a otra cosa.

Pero volvemos a lo mismo, a lo que afecta directamente es a la experiencia de usuario, lo que está completamente relacionado con el tráfico de tu web. Si no ofrecemos una solución adecuada al usuario, probablemente se marche a la web de la competencia.

Otro de los casos que más puede afectar a nuestro posicionamiento web es que esa URL con error 404 fuese una URL muy bien posicionada, por lo que podrías estar perdiendo puestos en las SERP.

Causas del error 404

Las posibles causas más frecuentes de un error 404 son:

  • El usuario ha escrito el nombre de la url mal

  • El contenido que busca el cliente ha sido eliminado o trasladado

  • La url ha sido enlazada de forma incorrecta

  • Se ha cometido un error a la hora de migrar la web o de subir la web a la red

Como detectar errores 404 en mi web

El primer aliado al que debes acudir si sospechas que tienes errores 404 o errores en general, es a Google Search Console. GSC es una herramienta gratuita que realiza un rastreo del estado de tu web en los últimos 90 días.

Cuando GSC analiza tu web, pasada aproximadamente una semana, te reporta los errores que tienes y en la dirección en la que ocurren dichos errores. Con esta herramienta es fácil detectar errores 404 en tu web. Simplemente tienes que ir a la pestaña rastreo y de ahí a errores de rastreo. Si tienes errores 404, aparecerán justo ahí.

Solucionar errores 404

Es bastante común que esa página a la que hemos cambiado la URL tuviese enlaces entrantes. Si es el caso, se debe hacer una redirección 301 de la antigua URL a la nueva para que deje de dar ese error 404.

Si has eliminado la URL, por ejemplo, porque el contenido que ofrecía ese espacio de tu web ya no lo ofreces, pero la URL sigue apareciendo en los buscadores de Google, solo te queda esperar. En algún momento desaparecerá o Google la quitará.

Como decía, es posible que Google siga mostrando esa URL que has eliminado y muestre la página de error 404. Una buena idea para mejorar la experiencia de usuario y evitar ese porcentaje de rebote tan alto, es que le des un buen aspecto a tu página de error 404.

Aquí os dejo un ejemplo de la que utilizó FoxPlay durante un tiempo

pagina con error 404
2018-12-05T09:58:17+00:00 5 diciembre , 2018|

Sobre el autor:

Estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas. Adoro internet y las redes sociales. Todo acompañado de música siempre va mucho mejor.

Deje su comentario

INFORMACIÓN
close slider

¿Qué servicio te interesa?

Diseño webSEOSEMRedes socialesFoto / Vídeo

Nombre

Correo electrónico

Teléfono

Cuéntanos tu caso

Acepto la Política de protección de datos