Google Analytics es una herramienta capaz de recoger datos de todo tipo sobre los visitantes de una web o usuarios de una aplicación.

De hecho la cantidad de información que recoge llega a ser abrumadora en el caso de proyectos grandes. Para analizar y darle un mejor uso a todos estos números, Google Analytics nos propone dos formas de aislar subconjuntos de datos: Filtros y Segmentos. A primera vista ambas opciones son muy similares, pero a la hora de un uso intensivo tienen aplicaciones diferentes.

Filtros

Los filtros son una forma permanente de aislar información. Cuando fijamos un filtro, los informes que vemos en nuestro panel excluyen ciertos datos o nos muestran solo los que elegimos. Por ejemplo, si hacemos una vista que tenga como filtro “Incluir URL de origen Facebook“, todos los datos de los informes serían acerca de los usuarios que entraron a la web a través de Facebook. No veríamos el comportamiento de los que entraron por un resultado de búsqueda orgánico.

Una vez aplicamos el filtro no hay vuelta atrás, solo veríamos los datos de esos usuarios en concreto y no los de los demás.

Segmentos

Los segmentos son la forma temporal de aislar información. Cuando miramos los datos de todos los usuarios tal vez queramos comparar los que visitan la web por primera vez y los que repiten. Al segmentar podemos comparar datos de diferentes segmentos en tiempo real, es decir, podemos ver los gráficos de las estadísticas básicas de cada segmento comparadas en una misma pantalla.

Una vez eliminemos estos segmentos volveremos a ver toda la información original.

 

Conclusión ¿En qué se diferencian?

La segmentación es muy útil para hacer pruebas. Segmentando puedo detectar qué audiencias son las más interesantes para mi web. Podría analizar por separado el porcentaje de rebote de usuarios nuevos y recurrentes. O podría descubrir que los usuarios de España salen de mi web en la sección de servicios, mientras que los de América Latina suelen llegar hasta mi formulario de contacto.

Si llegáramos a esta última conclusión, puede que nos interese tener un ojo puesto en España y América Latina por separado. Para eso sirven los filtros. Podríamos acceder siempre que queramos al filtro “España” y “América Latina” independientemente desde la selección de vistas. Estos datos estarían aislados de los del resto de usuarios.