A día de hoy Facebook es probablemente la opción más sencilla para empezar la actividad de un negocio en internet ¿Por qué?

Si analizamos los principales factores de la estrategia en redes sociales, Facebook destaca como la mejor opción en relación calidad-precio-esfuerzo. Vamos por partes:

  • Elegir la red social donde están tus clientes: Dependiendo de la edad, sexo y aficiones de tu target, es recomendable elegir una red social u otra. Facebook es un comodín, ya que a día de hoy es la plataforma con más usuarios.
  • Generar contenido: Te guste o no, aunque contrates a un community manager, tu negocio debe colaborar en la generación de contenidos. Ponle nombre: ofertas, fotos del producto, entradas de blog… En Facebook no es necesario hacer un número elevado de publicaciones para mantener una comunidad activa.
  • Alcance de las publicaciones: Es recomendable que nuestras publicaciones lleguen al mayor número de personas posible. Para eso hay que cumplir las reglas del juego de cada red social. Sin embargo Facebook ha optado por reducir esas reglas a una: invierte dinero. A nadie le gusta pagar pero, como mínimo, reduce el esfuerzo.
  • Mide los resultados: Es necesario reunir estadísticas de nuestra actividad para valorar qué tal lo estamos haciendo. Facebook ofrece una herramienta interna bastante completa (aunque aún mejorable)

Teniendo esto en cuenta, si te planteas llevar tu negocio a internet, la red social de Mark Zuckerberg se plantea como una buena opción para empezar.

¿Quieres ampliar esta información? Déjanos tu comentario o echa un vistazo a nuestra sección de redes sociales.