Google impone unas normas a las webs para definir su posicionamiento en los resultados de búsqueda.

Si tu web incumple estas reglas serás penalizado y tu web será menos visible para tus clientes. Parece sencillo, ¿no? Pues no, no es tan fácil. En muchos casos supone un dolor de cabeza saber si has sido penalizado, qué has hecho mal o cómo recuperarte de penalizaciones SEO.

Lo primero, hay que saber si realmente has sido penalizado. Un descenso del tráfico puede deberse a muchos factores: aumento de la competencia, cambios en las tendencias de búsqueda, errores técnicos en el archivo robots.txt… etc.
No tiene por qué ser una penalización SEO

Existen herramientas como WebmasterTools Google Analytics o Panguin Tool que ayudan a comprobar si realmente se trata de una penalización SEO de nuestra web.

Si tu web pierde tráfico orgánico, ha perdido visibilidad para algunas palabras clave o simplemente deja de aparecer en el buscador, es probable que haya sido penalizada.

Las penalizaciones SEO se pueden dividir en dos grupos: manuales y algorítmicas.

Manuales

Tu web ha llamado la atención o alguien ha enviado un Spam Report. Una persona del equipo de Google revisará tu sitio en busca de infracciones y si lo consideran te notificarán de que has sido penalizado. Te informarán también qué has hecho mal.
Es el caso más difícil de arreglar.

Algorítmicas

Google ha lanzado dos algoritmos que buscan infracciones en las webs desde dos enfoques:

  • Panda: se centra en la experiencia del usuario. Busca webs de baja calidad: baja calidad de contenido, excesiva publicidad, contenido duplicado, contenido no original…
  • Penguin: busca webs que tengan enlaces artificiales para beneficiarse en los rankings. Todo lo que no parezca natural será penalizado por Penguin,

Si eres penalizado por alguno de estos animalitos, Google no te avisará. Simplemente caerás posiciones en los rankings de búsqueda.

 

Para evitar que tu web sufra  penalizaciones SEO, debes marcar una estrategia en la que el contenido de tu web esté dirigido a tus clientes, contenido original y sin tratar de engañar a Google.
Si aún no sabes qué hacer con el posicionamiento de tu web aquí tienes unos consejos para empezar con tu SEO desde cero o consúltanos cualquier duda.