Probablemente el día que elegiste la extensión de dominio de tu web ni siquiera llegaste a valorar esta cuestión. Pero, llegados a un punto en el mundo del posicionamiento web, es una pregunta que todos nos hemos hecho.

Sin más preámbulos, vamos a ver qué extensiones de dominio podrían beneficiar al posicionamiento orgánico de mi web y sus diferencias.

Para empezar, debemos tener claro que existen dos clases de extensiones de dominio principales:

Extensiones de dominio genéricas:

Las extensiones de dominio genéricas son las extensiones que podemos ver con más frecuencia. Estos dominios, conocidos como generic top level domain, permiten acceder a la web desde cualquier parte del mundo. Dichas extensiones son las clásicas:

  • .com: La extensión de dominio más conocida y utilizada en todo el mundo. Nació con una naturaleza comercial, pero hoy por hoy, se utiliza para toda clase de páginas web.
  • .org: Una extensión creada para todas aquellas organizaciones sin ánimo de lucro o gubernamentales. Hoy en día también las utilizan muchas organizaciones de carácter social, cultural o de difusión científica.
  • .net: Una extensión dirigida para los proveedores de servicios de internet, aunque también se ha convertido en la extensión alternativa al .com (Ejemplo: el dominio webdeejemplo.com ya está ocupado, una alternativa es utilizar webdejemplo.net)
  • Otras extensiones de dominio genéricas conocidas pero utilizadas con menos frecuencia son .info, .name, .gob, .edu, .mil, .int.

Extensiones de dominio territoriales:

Esta clase de dominio destaca principalmente porque la extensión pertenece directamente a un país. Por ello, estas extensiones de dominio geográficas son conocidas por country code top level domains. Hay que tener en cuenta esta clase de extensión de cara al posicionamiento orgánico nacional, pero hablaremos de este tema un poco más adelante.

Algunas de las extensiones territoriales más utilizadas son:

  • .es: Extensión de España
  • .cn: Extensión de China
  • .de: Extensión de Alemania
  • .uk: Extensión de Reino Unido
  • .tw: Extensión de Taiwan
  • .nl: Extensión de Holanda
  • .ru: Extensión de Rusia
  • .fr: Extensión de Francia

 

¿Cómo influye la extensión de dominio en el SEO de mi web?

Hoy en día existen diferentes factores o técnicas que relacionan las extensiones de dominio con el posicionamiento orgánico de la web.

Ahora que ya conoces los principales tipos de dominio, si quieres posicionar tu página web con el mayor alcance geográfico posible, necesitas tener una extensión de dominio genérica. Y entre las extensiones genéricas, .com es la más sencilla de recordar para el usuario.

Por supuesto, si tu intención es toda la contraria y quieres posicionar tu web exclusivamente en un país concreto, debes utilizar una extensión de dominio territorial. Ya que, por ejemplo, si tu web es de habla hispana pero no quieres que aparezca en otros países hispanohablantes, a excepción de España, con la extensión .es se lo dejarás claro a Google.

Pero ojo, esto no significa que vayas a posicionar tu web en el top 10 de resultados de búsqueda, simplemente estás preparando el terreno para que Google sepa a quién te quieres dirigir.

¿Entonces, qué extensión de dominio elijo para mi negocio/blog?

Mi recomendación personal es que si tu nombre de dominio es un nombre de marca (Cómo puede ser Zalando, Xataka o Ayuela Jiménez), utilices una extensión de dominio fácil de recordar y en función del público al que te quieras dirigir. No es algo vital al fin y al cabo en tu estrategia de posicionamiento, ya que tu SEO no se basa exclusivamente en tu nombre de dominio y su extensión. Además, aunque no sea igual de específico, pero el resultado es básicamente el mismo, en el Google search console tienes un apartado llamado “Segmentación Internacional” donde puedes especificar el país al que quieres orientar tu contenido o servicios.

Hay que tener en cuenta que comprar varias extensiones de dominio con el nombre de tu marca te evitará problemas en el futuro, aunque solo tengas contenido en una de ellas y al resto les hagas una redirección 301 al dominio con tu extensión principal. Porque siempre es posible que alguien ajeno a tu empresa se apropie del mismo nombre de tu marca pero con distinta extensión de domino.

Combinación de nombre de dominio con extensiones enfocadas al SEO

Por otro lado, existen diferentes técnicas SEO que sugieren combinar una palabra clave como nombre de dominio con una extensión que apoye la fuerza de esa palabra clave.

Esta clase de técnicas, a mi parecer, son para páginas con un tipo de producto muy concreto o para negocios que operen en una localización específica, por lo que te limitará en ciertas partes si alguno de los ejemplos anteriores no es tu caso.

Otro de los casos en los que podrías utilizar una keyword como nombre de dominio y una extensión que apoye esa keyword es para utilizarla como landing page en tu campaña de Google Ads.

Un ejemplo de combinación de nombre de dominio como Keyword más su extensión para darle fuerza, aplicado a estos casos mencionados, podría ser: “electricistasbaratos.madrid”

En este caso estamos utilizando la palabra clave “electricistasbaratos” y la extensión de dominio genérica “madrid”, con esto hemos creado una web que, aunque no tenga una extensión de dominio territorial, beneficiará al SEO local ya que es muy específico y el contenido de dentro irá exclusivamente dirigido a las personas de Madrid.

Por supuesto puedes ser todo lo creativo y original que quieras a la hora de elegir y llegar a hacer una arquitectura de silo muy específica que podría funcionar

 

MÁS SEO